La gestión del reparto de los gastos de calefacción y agua caliente
  • 29/10/2018

La gestión del reparto de los gastos de calefacción y agua caliente

Desde la aparición de la Directiva Europea 2010/31/UE, relativa a la eficiencia energética de los edificios y sus posteriores modificaciones, mucho se ha hablado en los diferentes foros, sobre todo en lo que se refiere al reparto de costes de calefacción central mediante dispositivos de medición. Teniendo en cuenta la dilatada experiencia en los países del norte de Europa, pocas dudas podemos tener sobre sus beneficios, no obstante, poco se habla de la fiabilidad de la gestión de los datos para que el reparto sea justo, que es el verdadero objetivo de la mencionada directiva, puesto que cualquier error o falta de rigor puede generar no pocos quebraderos de cabeza a las comunidades y sus administradores.

El retraso en la transposición de la mencionada Directiva, ha favorecido la aparición de corrientes de opinión que pretenden trasladar a la opinión pública y a los implicados (vecinos, administradores y mantenedores de calefacción) un mensaje “interesado” sobre los sistemas de comunicación de los medidores, especialmente en lo que se refiere a los repartidores de costes y aquellos contadores que están en el interior de las viviendas.

Para que esta corriente de opinión tenga un mayor impacto se han utilizado términos como ‘libre o abierto’ frente a ‘cerrado y cautivo’. Detrás de los autodenominados ‘libres o abiertos’ está el Wireless Mbus, que con la marca OMS (Opening Metering System), pretende ser un estándar de comunicación, cuyo principal beneficio sería facilitar el cambio de empresa gestora sin sustituir los dispositivos, que por otro lado tienen una vida útil de 10 años. No cabe duda que como defensa de los consumidores puede ser un argumento válido, pero en la práctica el OMS está aún muy lejos de ser un estándar de comunicación, puesto que dentro del mismo OMS coexisten 5 variantes con diferentes sub-divisiones, que no siempre permiten su compatibilidad. Además los dispositivos de medición emiten en una trama de comunicación determinada que debe ser facilitada por los fabricantes que, junto con la encriptación de los datos (obligatoria con el fin de cumplir con la LOPD) hacen inviable el cambio de empresa sin contar con la colaboración de la empresa con la que se rescinde el contrato.

Lo más importante es que se está desviando el foco de atención sobre lo que realmente protege a los usuarios, de tal modo que una empresa puede presentarse como ventajosa frente a otras por el hecho de exhibir el logotipo OMS, que como he dicho antes no garantiza su compatibilidad con otros, cuando lo que realmente protege a las comunidades de vecinos es que todo el procedimiento, desde la instalación hasta la determinación del reparto, se haga con el mayor rigor, disponiendo del factor de corrección K de todos los radiadores del mercado, auditando todas las instalaciones para subsanar los errores que se puedan producir durante el montaje, disponiendo de un sistema de comunicación que permita recoger el 100% de los equipos y facilitando a los usuarios mediante un acceso Web sus datos de consumo, con la mayor frecuencia posible (diaria o semanal).

Volviendo a los sistemas de comunicación, la mayoría de los autodenominados ‘libres o abiertos’, emplean por lo general un método de recogida de datos tradicional, mediante un equipo portátil que se desplaza al edificio cada vez que se vaya a repartir los consumos (Walk-Bye). El sistema más moderno y fiable (frente a manipulaciones o averías en los dispositivos) es sistema de red fija conectada a una centralita GPRS que traslada los datos automáticamente, y con una frecuencia de lectura diaria o semanal a la plataforma de gestión de recibos.

El procesamiento de los datos de consumo de una comunidad de vecinos supone manejar una gran cantidad de datos para gestionar una de las mayores partidas presupuestarias de las comunidades, lo que exige una gran responsabilidad y profesionalidad por parte del gestor. Es importante poder elegir, apoyarse y confiar plenamente en la empresa que los gestione, pero es necesario que esas empresas empleen lo último en tecnología con la máxima eficiencia y seguridad, que estén certificadas y homologadas por los organismos oficiales y competentes en la materia cumpliendo como mínimo con los estándares europeos, porque hasta que existan realmente sistemas de comunicación ‘abiertos o libres’ lo que debe primar es la fiabilidad de quien gestiona nuestro dinero frente a aquellos que tratan de trasladar un temor infundado a sus posibles clientes.

Ricardo Castañeda, técnico en Soluciones Energéticas en Instalaciones Térmicas de ista 


Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“Sustituyendo los contadores de agua antiguos el consumidor comenzaría a pagar realmente por lo que gasta”
Ignacio Abati participa en el programa Ser Consumi...

Leer más

Contabilización individual de calefacción central: retos para el futuro
La contabilización individual de calefacción de en...

Leer más

Celebración agridulce del Día Mundial de la Eficiencia Energética
El calendario marca que hoy 5 de marzo se celebra ...

Leer más

7 motivos por los que no debes perderte CLIMA 2019
Desde el próximo 26 de febrero y hasta el 1 de mar...

Leer más

ista

ista es uno de los líderes mundiales en el sector de la medición y facturación individual de consumos de calefacción, agua, y otros consumos energéticos, dando servicio a un total de 12 millones de viviendas en un total de 24 países.

Empresa

ista es el líder mundial en el sector de la medición y facturación individual de consumos de calefacción, agua y otros consumos energéticos, fundamentalmente en el sector residencial, para obtener ahorros en sus consumos energéticos.

Soluciones

Nuestros repartidores de costes ayudan a nuestros clientes a realizar un consumo sostenible de energía. Hacemos que los consumos de energía individual y de agua en los edificios sea de manera transparente, comprensible y controlables.